Más autenticidad, menos lugares comunes: paso 1 para diferenciar tu marca

autencidad_vs_lugarescomunes_diferenciacion_portoimelda

 

Si quieres diferenciarte debes valerte de las palabras y las imágenes. Porque es a través de ellas como llegarás a los demás. La vida me ha demostrado que no podemos guiarnos (solo) de las primeras apariencias porque son engañosas. Pero dejando lo políticamente correcto a un lado let’s be honest: a ti, como a mí, todo nos entra por los ojos y los oídos. ¿Está tu marca preparada para ese primer encuentro?

Y es que muchas empresas, profesionales y marcas en general se empeñan en mostrar una imagen marcada por modas, por clichés, por convencionalismos. El resultado es #másdelomismo.

Y tú no quieres ser #másdelomismo, ¿verdad?

Pues bien, hoy te voy a ayudar a empezar a mostrar tu verdadera cara.

¿Estás preparado para sentirte vulnerable? Confío que sí. Sólo de ese modo podrás avanzar en este sendero de diferenciación porque el que te quiero guiar y en el que seguiremos 4 pasos:

1 Autenticidad vs lugares comunes.

2Imperfección vs perfección.

3Humanidad vs superheroísmo de pacotilla.

4Osadía vs modas.

A vueltas con la diferenciación, la semana pasada te contaba que únicamente necesitabas dos rotuladores y una buena dosis de sentido crítico y auto aceptación para empezar a diferenciarte.

Si no lo leíste o no hiciste el ejercicio que te proponía (sencillo, rápido y efectivo), te recomiendo que vuelvas atrás y le dediques 10 minutos.

Hoy vamos a dar un paso que da un poco de vértigo pero que te hará avanzar enteros para diferenciar tu marca. Voy a contarte  cómo mostrar tu autenticidad huyendo de los lugares comunes, de manera práctica, para que puedas aplicarlo a tu proyecto desde ya.

Vamos con el primer paso.

 

1 Autenticidad vs lugares comunes.

Te lo voy a explicar pidiéndote un pequeño esfuerzo de imaginación por tu parte para visualizar dos supuestos:

> SUPUESTO 1

Imagina una cadena de hoteles que promueve un estilo de viaje asociado al “slow life”. La web de la marca paraguas es muy gráfica e inspiradora, con imágenes evocadoras y frases cortas que te invitan a tomar aire, a sentir tus latidos, a pedir deseos, a soltar lastre. Fabuloso, ¿verdad? Dan ganas de ir a uno de esos lugares en los que pararse a, sencillamente, respirar.

Sigue imaginando. En un menú lateral puedes elegir entre varios hoteles pertenecientes a esa misma cadena. Elijes uno buscando esa promesa de experiencia que acaban de despertar en ti de manera tan vívida. Y lo que encuentras es una página de inicio en la que te dicen cosas tan «originales» como:

  • Entre y disfrute de este hotel, a modo de claim.
  • Este hotel le da la bienvenida a esta web
  • Aquí podrá conocer nuestro establecimiento y servicios
  • Estamos ubicados en el corazón de…
  • Este hotel está construido en un edificio singular… Y te dan una lección de historia que no esperas ni de la oficina de turismo local.

¿Dónde quedó la promesa, la sugestión, la evocación?

¿Dónde quedó la singularidad?

¿Qué hay para un potencial cliente en esta página de inicio?

¿Te suena, al igual que a mí, a un hotel que ofrece #másdelomismo?

Pues lo que hay son un montón de lugares comunes que, para más inri, no muestran coherencia con la estética y el mensaje lanzado desde la web de la marca paraguas.

> SUPUESTO 2

Imagina la misma cadena hotelera, con el mismo mensaje “slow life friendly” en esa misma fabulosa web de marca paraguas. Te quedas con las ganas de más y pinchas en la página de uno de sus hoteles. Y encuentras frases como estas:

  • Érase un tiempo en que los hoteles eran sólo lugares para dormir. Algunos lo siguen siendo.
  • Pero nosotros queremos que aquí ocurran cosas que de verdad importen.
  • ¿Cuánto hace que no miras el horizonte?
  • Aquí hay cielo y estrellas para perder tu mirada.
  • Nuestro patio te está esperando, para que te sientes a escuchar el rumor del agua en sus fuentes.

Completamente distinto, ¿verdad?

Te has imaginado a ti mismo en alguna de esas situaciones, no has podido evitarlo. Y si estás planeando una escapada, vas a querer saber más sobre este sitio.

Esa es la clave de la diferenciación.  Ni siquiera tienes que ofrecer algo que nadie tenga. Porque hoteles con patio y fuentes, con cielos y horizontes, hay muchos. Pero que te lo cuenten y te dejen con hambre de vivirlo… ¡eso es diferente!

Y ahora, como te conozco, estarás pensando que tu negocio no da juego, porque…

  • Vendes ordenadores
  • Tienes un ultramarinos de barrio
  • Eres consultor financiero
  • Ofreces servicios socio-sanitarios

Yo sostengo que todos tenemos nuestro público. TODOS. En la vida y en los negocios.

Tú buscas clientes en un entorno de clientes promiscuos. No te escandalices. Tú mismo lo eres. Compras allí donde te conviene, donde te cuidan y te miman. Donde te seducen.

Tienes que conseguir que tu marca sea seductora siendo auténtica, mostrando lo que es y haciéndolo con coherencia. Porque -y toma nota de esto- de nada sirve hacer este esfuerzo si no lo aplicas a TODO: desde cada una de las secciones de tu web, hasta tus folletos, pasando por tu atención al cliente y tus correos electrónicos. Y recuerda prometer sólo aquello que de verdad ofreces. En eso radica ser auténtico.

Y si sigues sin tener claro, te ofrezco un truco INFALIBLE, un clásico entre los copywriters de todo el mundo:

Pon en una lista las frases sobre tu negocio que has identificado como lugares comunes siguiendo las indicaciones que te di en el post de la semana pasada. Escribe cada una de ella, al menos de tres maneras diferentes. Elige la que suene más a ti. Y no tengas miedo. Estás siendo auténtico.

Ejemplos son amores, y no buenas argumentaciones:

bocadillo inferior

FRASE COMÚN → Te ofrecemos asesoramiento personalizado en la compra de tu ordenador

  • ALTERNATIVA 1: Tu pregunta, que nosotros respondemos. Ningún byte se nos resiste.
  • ALTERNATIVA 2: Si necesitas un ordenador y eres un mar de dudas, nosotros seremos tu balsa.
  • ALTERNATIVA 3: No pases horas buscando la mejor oferta. Dinos qué necesitas y nosotros lo encontramos para ti. Garantizado.

bocadillo inferior

La semana que viene seguimos por esta vereda y te enseñaré a diferenciar tu marca mostrando sus imperfecciones, esas que la hacen absolutamente perfecta para sus también imperfectos clientes ideales.

Entre tanto, ya sabes:

  • Si te ha gustado lo que te he contado…o no.
  • Si estás de acuerdo conmigo…o no.

Practica la generosidad y comparte tu punto de vista conmigo en los comentarios (más abajo, no tiene pérdida). Y si crees que esto le puede venir bien a alguien que conoces, comparte. El conocimiento es de esas cosas maravillosas que no merman por compartirlas. Así que, dale.

Deja un comentario

¿NECESITAS MÁS VISIBILIDAD PARA TU PYME?

Echa el ANCLA en este puerto y entra en el exclusivo club de las #PORTOMARCAS

 

Nunca más perderás el rumbo en tu camino hacia el ÉXITO
 
 

Entra tu nombre y correo electrónico y recibirás tu pdf gratis para dominar el arte de las convocatorias en un periquete