Define la voz de tu marca y aprende a usarla en 5 pasos

5_pasos_voz_marca

Todos los pasos que des para diferenciar tu marca servirán de nada si no trasladas ese trabajo a cómo tu marca se muestra ante el mundo, es decir, a cómo se cuenta. Y esto tiene que ver más con el tono que con las palabras… que también. Hoy te cuento cómo definir tu marca y aprender a usarla en tan sólo 5 pasos.

Si llevas por aquí un tiempo, de mi mano has trabajado duro para que tu marca sea lo más auténtica posible, te has atrevido a mostrar sus imperfecciones y su faceta más humana, y te has atrevido a hacer una promesa osada a la altura de la cual estás tus productos y servicios. Es decir, has conseguido llegar a la esencia de lo que ofreces al mundo y tener claro en qué es diferente. ¡Bien por ti!

Ahora te toca dar un paso clave, en el que infinidad de proyectos se pierden: definir la voz de tu marca y aprender a usarla de manera consistente.

¿Y en qué consiste definir la voz de tu marca? Pues en algo tan sencillo como conseguir que aparezca donde aparezca, con o sin logotipo, sepamos o intuyamos cuál es su procedencia.

Esto implica no sólo que uses un logotipo determinado; también necesitas un eslogan e ideas fuerza asociadas al espíritu de tu marca que sean coherentes con lo que has decidido que te hace diferente. Implica no dejarse arrastrar por las modas y ajustarse a lo que uno es. Aquí y en Sebastopol. Ante los clientes e inversores y con proveedores, colaboradores, trabajadores.

La mayoría de las marcas cree tener esto bajo control. Sin embargo, la mayoría se equivoca.

Tarjetas de visita con diferente gramaje, color, tipografía; folletos en los que te hablan de usted y webs donde te tutean; marcas con ofertas “exquisitas” y un packaging o atención al público que dista mucho de serlo. Seguro que a ti se te ocurren un buen puñado de ejemplos más.

En las empresas pequeñas ocurre porque se empeñan en experimentar sin demasiado criterio y por falta de consejo profesional adecuado.  En las grandes, la inconsistencia suele venir de la mano del outsourcing, de los colaboradores externos, más obsesionados en dejar su propio sello que en reforzar la voz de la marca.

Por fortuna, sea cual sea tu caso, el método del que te hablo hoy te ayudará a crear y mantener una voz de marca en tan sólo cinco pasos.

 

PASO 1. Reúne una muestra representativa de tu contenido

Este paso tiene mucho que ver con el ejercicio de los dos rotuladores que te proponía para empezar a diferenciarte. Se trata de que recojas una muestra significativa de todo lo que has publicado –vídeos, páginas web, publicaciones, artículos, incluso tus publicaciones en redes sociales.

Tras la selección, haz una lectura crítica de esos contenidos por ti creados y pregúntate cuáles de ellos podrían haber sido publicados por cualquier otra empresa de la competencia. Deséchalos o reformúlalos y quédate únicamente con los que realmente suenan a ti.

Si los imprimes o escribes en una pizarra te ayudará a visualizar cómo “suenas”.

 

PASO 2. Describe la voz de tu marca en tres palabras

Para llegar a describir la voz de tu marca tienes que pensar cuáles son los temas y las palabras recurrentes que usas y agruparlos en tres grupos que tengan relación.

Te puede ayudar imaginar que tu marca fuera una persona, ¿cómo describirías su personalidad? ¿Sería la empollona repelente de la clase, el matón del grupo, la jefa de animadoras, el chico popular…? Y justo después analiza qué rasgos de esa personalidad que has decidido que es la de tu empresa la hacen diferente.

Veamos un ejemplo con tres grandes rasgos principales de personalidad. Supongamos que tu marca es:

⇒ apasionada

⇒ peculiar

⇒ auténtica

Ahora tienes que definir cómo cada una de esas características aparecerá en tu comunicación pública, cómo se plasmarán en el contenido que elabores. En definitiva, tienes que concretar qué implica ser de esa determinada forma que has definido.

Siguiendo con el ejemplo:

⇒ Si tu marca es apasionada, implica que será expresiva, entusiasta, sincera y orientada a la acción.

⇒ Si es peculiar, podría conllevar que sea irreverente, sorprendente y alternativa (en el sentido de ir contracorriente).

⇒ Si tu marca es auténtica, significa que es genuina, digna de confianza, transparente y directa.

Pues bien, todo ello debe reflejarse en cada uno de los aspectos de la comunicación de tu marca, tanto la interna como la externa.

 

PASO 3. Crea un gráfico para la voz de tu marca

En este paso vas a generar un cuadro de mandos para la voz de tu marca que te permitirá, siempre que lo tengas visible, tener claros los qués y los cómos de tu comunicación visual y textual.

¿Y qué debe incluir ese cuadro?

⊗ 3 columnas

  1. una breve descripción de lo que cada característica significa
  2. qué implica esa característica
  3. qué excluye esa característica (aquello que debemos evitar)

⊗ 3 filas:

Una por cada característica principal que has definido en el paso 2.

Puede que necesites añadir alguna fila para aquellas palabras relacionadas con las características principales que puedan resultar ambiguas como, por ejemplo, “irreverente” que puede interpretarse como que desafía el status quo o también como sarcástica.

tabla_voz

 

PASO 4. Asegúrate de que todos en tu empresa entienden cómo poner la voz de tu marca en acción

Puede que tu empresa sea unipersonal y pienses que este apartado no te atañe. Te equivocas. Si alguna vez contratas alguna agencia o profesional de la comunicación, o cuentas con algún apoyo externo, tienes que asegurarte de que entiende la voz de tu marca y, lo más importante, que sabe cómo ponerla en acción.

Así que te sugiero que te reúnas con cualquier persona con la que trabajes y le desmenuces el cuadro del punto anterior. Si puede ser utilizando ejemplos, mejor. Y si cada uno de tus colaboradores se imprime una copia del cuadro y lo mantiene a la vista, mejor que mejor. Es increíble la facilidad con la que tendemos a olvidar lo importante.

 

PASO 5. Revisa el cuadro de la voz de tu marca a medida que ésta evolucione

Ten en cuenta que este cuadro deberá evolucionar a medida que lo haga tu empresa, sea por desarrollo interno o por cambios en el mercado o la competencia. Refréscalo con nuevos ejemplos ajustados a tu nueva realidad.

Cada tres-seis meses es bueno revisar cómo han ido funcionando los contenidos clave definidos en el cuadro del paso 4, cuáles han cumplido su misión y cuáles se han quedado en meras aspiraciones. Por ejemplo, muchas marcas incluyen inicialmente el atributo “irreverente” pero la realidad es tozuda y no todas lo son (porque sus dueños, decisores e incluso clientes pueden no serlo). En estos casos no hay que rasgarse las vestiduras, tan sólo tener la suficiente visión y flexibilidad para asumirlo y rectificar.

No esperes a mañana. Te invito a que cojas hoy mismo un bolígrafo y a que empieces a dar estos cinco pasos. En una única semana puedes contar con una guía infalible para generar contenido único, diferenciador y que refleje la verdadera personalidad de tu marca.

2 comentarios en “Define la voz de tu marca y aprende a usarla en 5 pasos

    • Hola Jonathan, encantada de tenerte por aquí y aún más de que te animes a dejar tu comentario sobre el contenido del post.

Deja un comentario

¿NECESITAS MÁS VISIBILIDAD PARA TU PYME?

Echa el ANCLA en este puerto y entra en el exclusivo club de las #PORTOMARCAS

 

Nunca más perderás el rumbo en tu camino hacia el ÉXITO
 
 

Entra tu nombre y correo electrónico y recibirás tu pdf gratis para dominar el arte de las convocatorias en un periquete