Cómo hacer networking efectivo y “ligar” oportunidades para tu marca

160208_networking efectivo_portoimelda

Tengo un amigo que odia los eventos de networking y sistemáticamente rehúsa participar en ellos. ¿La razón? Considera que son una pérdida de tiempo. No sé si te ha pasado: ir a un sarao en el que supuestamente vas a hacer contactos interesantes y volver a casa con la sensación de que nada interesante ocurrió. La cuestión es, ¿el problema fue el evento o el problema fuiste tú? Hoy comparto contigo los secretos mejor guardados del networking efectivo que te ayuda a “ligar” oportunidades para tu marca.

Y es que para hacer networking efectivo necesitas entender que estás metido hasta las cejas en un proceso de seducción, estás ligando, solo que en lugar de pareja, rollo o aventura, estás ligando oportunidades. Pero las oportunidades no existen como entes independientes. Vienen de la mano de personas con las que tienes que conectar para llegar a las oportunidades.

Decir networking efectivo es, en muchos sentidos, decir comunicación efectiva.

Para hacer un networking efectivo, tienes que saber unos mínimos de comunicación interpersonal, o sea, de conectar con personas. Después de esa primera conexión ya se verá si la relación funciona, cuánto dura y qué frutos da. Pero esa ya es harina de otro costal.

Lo que hoy comparto contigo son las claves para que conviertas el networking en tu activo de tus relaciones públicas y le saques todo el provecho posible. Si sigues leyendo y aplicas lo que te cuento, nunca más volverás a sentir que has perdido el tiempo en un evento (por muy malo que éste sea).

El fenómeno networking llegó hace años para quedarse y estoy convencida de que tú has participado ya en alguno de estos eventos en los que te ofrecen, como un valor añadido, la oportunidad de contactar con personas interesantes para ti y tus proyectos.

Lo cierto es que estas citas han proliferado como setas. Es más, se abusa del palabro y a cualquier evento en el que haya una pausa para el café o una copa se le acaba etiquetando como “momento networking”. Hasta tal punto que ya hay quienes, como mi amigo, reniegan de estos encuentros.

Los consideran inútiles, repetitivos, ineficaces, carentes de estructura… una pérdida de tiempo. Y en muchos casos es verdad, sobre todo cuando los eventos se circunscriben a entornos reducidos, en los que coinciden siempre las mismas personas y no tienes la oportunidad de saber con antelación quiénes asistirán.

Sin embargo, y habiendo reconocido esto, creo que el principal problema no está en los eventos. ESTÁ EN TI. La buena noticia es que, de este modo, puedes ponerle remedio. Y yo te lo pongo fácil.

Hoy comparto contigo las 14 razones por las que no estás sacando partido a las oportunidades que te brinda el networking. Y no me quedo ahí. Porque para cada problema hay una solución y yo te las pongo todas en bandeja.

 

14 RAZONES POR LAS QUE NO HACES NETWORKING EFECTIVO (Y CÓMO SOLUCIONARLO)


A N T E S


1/ Porque no planificas. El networking efectivo, el profesional, no se improvisa. Tú haces que ocurra. Para ello tienes que planificar, premeditar.

Plan de acción:

⊕ Coge el calendario y marca en él los 5 eventos a los que no puedes faltar durante los próximos meses. Si no los conoces, usa un buscador para encontrarlos. Y para valorar si merecen la pena, busca opiniones/crónicas de asistentes a ediciones previas.

⊕ Reserva fechas y recursos para poder permitirte asistir.

⊕ Crea una lista de personas (entre 20 y 30) con las que quieras mantener algún contacto en los próximos meses y coteja si asistirán a algunos de los eventos que están en tu planificación. Así matas dos pájaros de un tiro.

2/ Porque no tienes objetivos. Cada vez que marques un evento en tu calendario debes pensar antes qué objetivo tienes para dedicar tu tiempo y tus recursos para asistir. Si no hay objetivo, no hay networking efectivo.

Plan de acción:

⊕ Marca para cada evento al que decidas asistir un objetivo. Escríbelo. Lo digo en serio.

⊕ Recuerda formular tus objetivos de manera que sean específicos, medibles, realizables, realistas y con un timing.

Por ejemplo, “contactar y entregar mi tarjeta a 5 periodistas que cubren el evento para ampliar mi lista de medios y enviarles mi dossier de prensa en la semana posterior al evento”.

3/ Porque te puede el FOMO. Este es uno de esos acrónimos ingleses que tan de moda están y que se corresponde con las iniciales de la frase Fear Of Missing Out y que significa “miedo a perderse algo”. Esto puede llevarte a asistir a eventos sin criterio, simplemente por miedo a que allí ocurra algo interesante y te quedes al margen. Es el famoso «por si…» que tantos palos de ciego te puede llevar a dar.

Plan de acción:

⊕ No planifiques tu networking basándote en temores o miedos. Es un arma muy poderosa que debes usar para empoderar tu marca.

⊕ Ten claro que el valor y el interés no está en el evento en sí, sino en lo que eres capaz de hacer que te ocurra en él.

4/ Porque piensas en pequeño. Solo vas a eventos de tu zona o en los que hay gente que conoces.

Plan de acción:

⊕ Elige al menos un evento fuera de tu área geográfica. Si, por ejemplo vives en Madrid, asiste a un evento en Sevilla, Mérida… Si vives en Badajoz, intenta ir a uno en Bilbao, Málaga…

⊕ E intenta viajar con gente diferente a la habitual. Hay eventos en los que la propia organización facilita el contacto de los asistentes para compartir viajes. Aprovéchalo. No tienes nada que perder.

5/ Porque no sales de la caja. Sólo vas a eventos de tu sector, relacionados “con lo tuyo” y con gente que hace lo mismo que tú.

Plan de acción:

⊕ Al menos una vez al año ve a un evento que te resulte atractivo pero disruptivo, no directamente relacionado con tu actividad.

⊕ Ve con una actitud suficientemente receptiva y recibirás toneladas de inspiración para innovar en tus productos y servicios y, lo mejor, puedes encontrar aliados para llevar a cabo esa innovación que te diferenciará de tu competencia.

6/ Porque no te documentas. Buscar datos de interés sobre las personas con las que quieres contactar es importante. Cuanto más sepas de ellos, más fácil te resultará establecer conexiones.

Plan de acción:

⊕ Haz una búsqueda en Linkedin y otras redes sociales, blogs, etc, de las personas que te interesan.

⊕  Indaga sobre sus gustos y temas de interés, no sólo profesionales, también personales.

⊕ Averigua si tenéis amigos comunes que puedan presentaros durante el evento.

7/ Porque no afilas tus armas. Para que tu networking sea efectivo tienes que tener todos los frentes cubiertos y tus armas bien preparadas. No llevar tarjetas de visita, o que estén desactualizadas, una indumentaria inadecuada, aspecto desaseado…son errores garrafales.

Plan de acción:

⊕ Estar al tanto de la actualidad del día te puede dar una fuente inagotable de temas “rompehielos” con los que iniciar las conversaciones.

⊕ Lleva suficientes tarjetas a mano (literalmente).

⊕ Averigua cuál es el código de vestimenta de cada evento y ajústate a él sin renunciar a tu estilo personal.

⊕ Da una imagen de ti lo más pulcra y aseada posible.

8/ Porque no contextualizas. Cuando un evento te obligue a salir de tu localidad, no dediques las horas “muertas” a encerrarte en tu hotel, por mucho trabajo de ordenador que quieras avanzar o por tentador que te resulte.

Plan de acción:

⊕ Aprovecha para localizar en tus bases de datos a personas de esa ciudad con las que tengas interés en mantener contacto o establecer algún tipo de colaboración.

⊕ Queda con ellos a tomar un café, cenar o mantener una reunión formal.

⊕ Una manera sutil de entrar en contacto es pedirles que te recomienden lugares para dormir, comer, visitar…


D U R A N T E


9/ Porque no llegas a tiempo. O te vas demasiado pronto. Los mejores instantes para hacer networking efectivo son los previos y posteriores al “momento sarao” en sí.

Plan de acción:

⊕ Si tienes claro con quién quieres hablar, intenta contactar con antelación y quedar media hora antes del inicio del evento, exponiéndole claramente qué beneficio hay para él en ese encuentro.

⊕ Programa tu agenda para llegar siempre al menos 15 minutos antes de la hora de inicio y darte la oportunidad de hacerte el encontradizo con quien te interese.

⊕ No esperes al final de los eventos porque tu objetivo puede haber salido volando y tú habrás perdido tu oportunidad.

10/ Porque eres pasivo. Tal vez eres tímido, tal vez escéptico. Puede que sencillamente no conozcas a nadie. Quedarte en tu silla durante los breaks o en un rincón con tu copa en la mano es la anti estrategia para un networking efectivo.

Plan de acción:

⊕ Prepara una batería de preguntas abiertas que te permitan iniciar conversaciones interesantes y que den pie a tus interlocutores a desplegar sus encantos.

⊕ No necesitas ser el centro de atención pero sí un hábil lanzador de temas gancho.

⊕ Y, por si no lo sabes, tienes que evitar a toda costa usar el fútbol, la religión, la política o los toros como rompehielos si no quieres salir escaldado.

11/ Porque eres egocéntrico. Yo odio a esas personas que te entran a bocajarro en los eventos y te sueltan su elevator pitch sin darte opciones a meter baza. Son esas personas en las que todo gira en torno a sus egos, sus proyectos, sus logros, sus experiencias… Por favor, no seas así.

Plan de acción:

⊕ Deja a los demás que se luzcan, escúchales, muestra interés en lo que cuenta con preguntas.

⊕ Habla de lo tuyo lo justo, despertando curiosidad y ganas de más (aquí te toca tener un elevator pitch medianamente decente y que, sobre todo, te diferencie de tu competencia).

12/ Porque no estás al quite. Si vas demasiado enfocado en contactar con alguien, puedes perder oportunidades interesantes que te salen al paso.

Plan de acción:

⊕ Tu prioridad es el objetivo que te has marcado, está claro, pero no permitas que eso condicione otras posibles conexiones que surjan.

⊕ Si estás en un grupo con gente interesante, no gires continuamente la cabeza para intentar localizar a otras personas. Además de ser una actitud pelín maleducada, puedes no estar prestando atención a otras oportunidades inesperadas pero igual de valiosas que las que tú estás buscando.


D E S P U É S


13/ Porque no rematas. El networking efectivo en un evento no es realmente efectivo si no deriva en una reunión, una llamada, un intercambio de documentación…

Plan de acción:

⊕ Nada más terminar cada evento, haz un listado de las personas con las que contactaste.

⊕ Si te comprometiste con ellas en algo (enviarles un dossier o llamarlas), anota en tu agenda cuándo lo harás ¡y hazlo!

⊕ Toma nota también de las posibles ideas que hayan surgido en tus conversaciones. Todo suma.


S I E M P R E


14/ Porque eres demasiado profesional. Te olvidas de los mejores contactos se hacen de manera “informal” en entornos que no son profesionales. Y no lo sabes aprovechar. Se presta mucha atención al networking profesional. Se presta poca al networking personal.

Plan de acción:

⊕ Hay tres grupos que debes considerar, a saber, familia, amigos y hobbies. Todos ellos tienen sus propias red de contactos que, si eres meticuloso y estás pendiente, puede reportarte conexiones, ideas, recursos valiosos para tus proyectos.

⊕ Ten presente que todo suma, y que el networking efectivo se puede hacer incluso en la puerta del cole mientras esperas para recoger a tus hijos

∴ ∴ ∴

Unos consejos finales para que te conviertas en un consumado artista del networking efectivo:

  • Recuerda que para hacer networking efectivo tienes que respetar tu voz y que esté en consonancia con tu marca.
  • Otro aspecto clave al que debes prestar atención en tu lenguaje corporal. Si quieres un rápido briefing, aquí lo tienes.
  • Ten claro tu dafo comunicacional y explótalo al máximo para dominar el arte del networking efectivo.
  • Intenta mostrar toda la seguridad en ti mismo que te sea posible. Tu marca es la caña y quieres que el mundo lo sepa, sin prepotencias, pero sin complejos. Habla con pasión y convicción de lo que haces; pocas cosas atraen tanto como el entusiasmo.

Y no olvides que el networking efectivo también ocurre en el universo digital. Y NO. Darle al “me gusta” en artículos ajenos o compartirlos en twitter no es suficiente. Recuerda, la palabra clave es conexión y para ello tienes que generar vínculos. Así que, cúrratelo. La mejor manera, preséntate y haz saber a tus contactos de interés qué valor puedes aportarles. Empieza dando y acabarás recibiendo.

 

Deja un comentario

¿NECESITAS MÁS VISIBILIDAD PARA TU PYME?

Echa el ANCLA en este puerto y entra en el exclusivo club de las #PORTOMARCAS

 

Nunca más perderás el rumbo en tu camino hacia el ÉXITO
 
 

Entra tu nombre y correo electrónico y recibirás tu pdf gratis para dominar el arte de las convocatorias en un periquete