5 consejos para sobrevivir al tsunami de la nueva comunicación de marca

tsunami_comunicacion_portoimelda

Imagina que vives cerca de la costa y recibes una amenaza de tsunami. Imagina que ves con tus propios ojos como el mar se retira. Imagina que conectas la radio y el televisor y en todos los canales, sin excepción, advierten de lo que se te viene encima. ¿Qué harías?

¿Te quedarías mirando por la ventana esperando el acontecimiento? ¿Correrías despavorido gritando de un lado a otro sin rumbo definido? ¿Te harías el muerto esperando que el peligro pasara de largo?

No hace falta que te diga que, en cualquier de estos tres casos, el tsunami te va a arrollar y va a barrer todo lo que un día diste por sentado.

  • Disfrutar del espectáculo de tu propio hundimiento como si del Titanic se tratara.

Hay empresas que en estos momentos están ya con el agua al cuello. Y dan la batalla por perdida. No creen tener cabida en este nuevo panorama empresarial en el que la comunicación lo es todo. Se están dejando morir. Son empresas tradicionales, pequeñas, familiares en muchos casos, con problemas de relevo generacional, que nunca han comunicado y no saben siquiera cómo podrían empezar a hacerlo.

  • Correr despavorido gritando sin rumbo pero haciendo mucho ruido.

Este es el caso de las empresas que están asustadas y que, mal asesoradas, optan por hacer un poco de todo, sin criterio. Un cuarto y mitad de redes sociales, medio kilo de publicidad, dos cucharadas de blog aunque no sepan con qué contenidos aderezarlas. Son coleccionadoras de «me gusta» y followers que no les reportan interacciones, reputación ni ventas. No atinan con nada pero se «mueven» con un frenesí digno de encomio siguiendo cada nueva moda comunicacional.

  • Creer la leyenda urbana de que si te ataca una fiera lo mejor es hacerse el muerto.

Las de esta categoría están paralizadas por el terror y están igual de mal asesoradas que las hiperactivas. Confían en que si no se mueven el temporal escampará y ni les habrá mojado. Se diferencian de las primeras en que creen que hay esperanzas para ellas. Que el tsunami del branded content y la comunicación estratégica integral no les afectará y que todo volverá a su ser cuando les haya pasado milagrosamente de largo.

¿Está tu empresa en alguna de estas tres categorías? Si no es así, seguro que conoces a alguna que sí.

El informe de Oak Power Comunicación -publicado este año y que analiza las políticas de Comunicación y Marketing de trescientas pymes españolas-, ofrece datos que corroboran esta realidad:

  • La valoración que esas empresas otorgan a la Comunicación es de 6,4 puntos sobre 10.
  • El 45%de esas pymes no cuenta con un departamento específico de Comunicación y Marketing: el 29% de ellas por falta de presupuesto y el 24% porque dice no necesitarlo.
  • Las relaciones con los medios de comunicación son la gran asignatura pendiente: el 67% de las pymes no cuenta con una estrategia organizada y profesional de relación con la prensa. Un porcentaje similar dice haber tenido al menos una mala experiencia o desencuentro con “los chicos de la prensa”.
  • Hay más sensibilidad hacia el Marketing online, ya que el 57% de las pymes cuenta con al menos una persona dedicada de manera específica a esa función.
  • De hecho, el 54% dice tener presencia en redes sociales. Los que no están alegan elevado coste (31%); falta de necesidad (21%); falta de tiempo y recursos para actualizar contenidos (19%); y perjuicio para la propia actividad (17%).
  • Como contrapunto a todo esto, la práctica totalidad de las empresas de nueva creación invierten recursos en Comunicación y Marketing.

En resumidas cuentas: más de la mitad de las pymes españolas confiesan tener problemas de comunicación. ¿Es la tuya una de ellas?

Sea cual sea tu problema, la clave está en NO esconder la cabeza. Hacerte el muerto no va a salvarte de este tsunami. Estamos en un momento de redefinición de modelos de negocio del que no se libra nadie y en el que la comunicación, online y offline, juega un papel incuestionable.

Tus clientes, reales y potenciales, ya no son (ni volverán a ser jamás) sujetos pasivos receptores de tus mensajes. Te toca dialogar (bien) con ellos. Y si no lo haces, elegirán a otro.

Debes estar donde esté tu usuario, hacer que te encuentre dándole lo que quiere, o lo que es lo mismo, contenido de calidad sobre la base de tus valores y de las emociones que quieras suscitar, y todo ello con formato de historias.

¿Sabías que alrededor de un tercio de los usuarios de internet tienen instalado algún bloqueador de publicidad en sus navegadores y que esta cifra va en aumento?

La publicidad tradicional, tal y como se concebía hasta hace bien poco, es agua pasada que no mueve molino.

Hasta aquí la definición del problema llamado “No comunico (bien) porque creo que no sé, que no puedo o que no me hace falta”. Pero estamos aquí para encontrar salidas a tus laberintos en comunicación.

Y estos son los cinco consejos que te traigo para que de manera inmediata empieces a (pre)ocuparte de tu comunicación y evites que te arrastren las olas.

1/  Toma perspectiva

Buscar el punto más alto a tu alrededor es tu mejor opción para evitar ser arrastrado y reconsiderar tus opciones. Reserva un puñado de horas sólo para pensar. Evalúa tus recursos, reúne a tu equipo o a la que gente que puedes considerar un apoyo para ti.

2/  Haz tu DAFO comunicacional

Es imprescindible para saber dónde están tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades para comunicar. Este ejercicio de autoanálisis te dará muchas respuestas que deberás tener siempre muy en cuenta. Si necesitas ayuda profesional para hacerlo de un modo orientado a resultados hay recursos efectivos y asequibles.

3/  Pregúntate cómo puede mejorar tu negocio si lo comunicas mejor

En lugar de centrarte en qué cosas podrían salir mal, piensa en lo que pasaría si tu comunicación funciona. Visualiza resultados y convierte esa visualización en tu motor.

4/  Prepara tu kit de supervivencia

No tienes tiempo para algo complejo ni muy elaborado. Se trata de sobrevivir de manera inmediata. Así que vas a crear un kit de emergencia básico pero que funcione. Este kit es un dossier de comunicación y en él debes responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué solución aportas al mundo?
  • ¿Por qué eres necesario?
  • ¿Qué te hace diferente a tus competidores?
  • ¿Dónde estás y a dónde quieres llegar?
  • ¿Qué puedes decir de ti que te dibuje genuinamente?
  • ¿Cuáles son tus (pequeñas) grandes historias?
  • ¿Qué o quiénes son tus archienemigos?
  • ¿Quiénes son tus aliados?

5/  Recurre a un experto en supervivencia comunicacional

Una última opción si te sientes muy desorientado es contar con ayuda profesional. Pero ojo, quédate con el que te ofrezca ayuda real, aunque sea dolorosa. En no pocas ocasiones empezar a comunicar (bien) pasa por un ejercicio de honestidad que puede resultar traumático, pero necesario. En comunicación, no huyas de las verdades del barquero pero contrata sólo a quien, junto a las verdades, te traiga soluciones factibles y ajustadas a tu realidad.


Ponerte de perfil no te va a ayudar. Eludir la cuestión de tu comunicación y la de tu empresa no hará que ésta desaparezca. Es el momento de que afrontes el tsunami de la comunicación basada en contenidos, y por tanto en historias, y por tanto en comunidades afines a tus historias y valores, y que encares el futuro contándole al mundo tus porqués y tus paraqués.

Me encantaría saber cómo te sientes ante la perspectiva de este nuevo panorama empresarial en el que la (buena) comunicación ha dejado de ser una opción y qué pasos te vas a animar a dar desde ya para que la gran ola no te arrolle. Estoy deseando leer tus comentarios.

Y recuerda practicar la generosidad y compartir este post con cualquier persona a la que creas que pueda ayudar o inspirar.

4 comentarios en “5 consejos para sobrevivir al tsunami de la nueva comunicación de marca

  1. Hola capitana! Es la primera vez que arribo a esto puerto y creo que volveré. Me ha parecido muy útil e interesante tu reflexión sobre cómo encarar todos los cambios que se nos están viniendo encima y que en el caso de la comunicación llegan a asustar. Yo soy una profesional novata y creo que voy a aprender mucho de lo que aquí nos enseñes. Gracias!

    • Hola Melisa, encantada de tenerte por aquí. De verdad deseo que encuentres en este puerto todo lo que necesites para convertir la comunicación en tu aliada. Es cierto que tantos cambios pueden desconcertar e incluso paralizar, por eso es clave orientarse y buscar recursos para adaptarse. Tú has llegado al sitio adecuado. ¡Bienvenida!

  2. Hola Imelda, como estudiante de comunicación me parecen bastante útiles los post! Además, muy alentadores para todos los que nos dedicamos a esto y a los que cada día nos dicen que no tenemos mucho futuro. Este post también me ha recordado a ese año que estudié algo de «Información y Documentación», porque aunque no es una carrera muy conocida, considero que con el Tsunami de Información y elementos comunicativos, no sólo los expertos en marketing son necesarios -que lo son y mucho-, si no también un buen gestor y organizador de la información ayuda mucho a la buena supervivencia de una empresa.

    Un saludo, y sigue así!
    PD: Le pasaré el link a mis antiguos compañeros de Info y Docu para que se animen también.

    • ¡Hola Elena!
      Me alegra que encuentres de utilidad mis posts. Eso les da sentido.

      Entiendo el desaliento que podéis sentir desde el banquillo de los «estudiantes de esto de la Comunicación que no parece tener mucho futuro». Yo soy una firme convencida de que el futuro lo construye cada cuál con convicción, osadía y buen hacer. Y en el mundo de la Comunicación y de la gestión y organización de información hay mucho terreno por explorar. Así que ánimo para ti y todos tus compañeros.

      Y gracias por esa recomendación que lanzarás. Soy muy fan de la práctica de la generosidad.

      Un beso.

      Imelda

Deja un comentario

¿NECESITAS MÁS VISIBILIDAD PARA TU PYME?

Echa el ANCLA en este puerto y entra en el exclusivo club de las #PORTOMARCAS

 

Nunca más perderás el rumbo en tu camino hacia el ÉXITO
 
 

Entra tu nombre y correo electrónico y recibirás tu pdf gratis para dominar el arte de las convocatorias en un periquete