La comunicación osada tiene recompensa, ¿quién dijo miedo?

osar_quien_dijo_miedo

Quieres ser diferente y destacar entre la masa porque eso equivale a llamar la atención, a ser centro de las miradas. Te gusta la idea de ser admirado. Lo que no llevas tan bien es que habrá quien te mire…mal. La mayoría de las marcas desean tanto gustar a cuanta más gente mejor que sacrifican lo que las hace diferentes con el fin de encajar. ERROR. Si quieres diferenciarte debes ser osado en tus promesas, debes usar una comunicación osada y, lo más importante, debes estar a la altura de tu osadía.

→ Te he hablado en las últimas semanas de cómo dar el primer paso para diferenciar tu marca usando tan sólo dos rotuladores y de cómo debes huir de los lugares comunes como de la peste.

→ He compartido contigo 10 consejos para imperfeccionar tu marca y conseguir, así, sacar provecho de sus imperfecciones.

→ Y has conocido los 10 mandamientos de las marcas humanas, además de 6 ideas para humanizar la tuya, fáciles y aplicables desde hoy mismo.

¿Qué nos queda después de todo esto?

Pues aunque te parezca increíble, queda lo más sencillo y, a un tiempo, lo más complicado: que TE ATREVAS  a poner en práctica lo aprendido para construir tu propio camino y para contarlo con idéntico nivel de atrevimiento.

Verás: diferenciarse no es reinventar la rueda. Es atreverse a decir aquí estoy yo, esto es lo que ofrezco al mundo. Y lo que ofreces puede ser algo grandioso o sencillo; algo místico o carnal; puede ser trascendente o efímero; tal vez sea bueno para la salud, o no.

Tanto si en tu sector hay una competencia infernal, como si estrenas nicho y nadie te conoce, ahí fuera hay un mercado para ti. Todos tenemos nuestro público en este gran mercado global. Para llegar al tuyo necesitas posicionarte.

Hay muchos grandes profesionales, proyectos y marcas que languidecen antes de haber podido mostrar su genialidad (y sé que no es ni será tu caso porque para eso estás aquí)  porque no entienden lo que significa posicionarse o lo interpretan de un modo superficial.

No te conviene confundir posicionamiento con SEO, con SEM, con anunciarte en cualquier red social o comprar espacios publicitarios. Estas son herramientas y medios que te ayudarán a llegar a tus clientes ideales.

Antes tienes que saber qué lugar quieres ocupar en la mente de tus clientes ideales, cómo quieres que te perciban, qué emociones quieres que experimenten cuando piensen en tu marca o se relacionen con ella.

Posicionarte es tener claro qué puedes y quieres ofrecer al mundo y cómo lo harás. Y atreverte a hacerlo y a contarlo al margen de las modas.

Porque ahí fuera hay muchas personas deseando ser seducidas por marcas osadas que les hagan sentir (por encima de intentarles vender). Que huyen de los clichés (los temidos lugares comunes donde habita el monstruo de #másdelomismo) y que quieren derribar mitos, hacer las cosas de manera diferente rompiendo esquemas y huyendo de las modas.

Sobre las modas opino que sólo lo eterno es moderno y que la única manera de no pasar de moda es no seguir ninguna → En eso consiste ser osado:

♥ Las marcas osadas obtienen reconocimiento → todos recordamos con cariño a quien nos ofrece una experiencia o un producto diferente.

♥ Las marcas osadas aprenden más → porque experimentan desde la autenticidad y aprenden qué les funciona y qué no, de manera personal e intransferible. Construyen su propio camino al éxito.

♥ Las marcas osadas no imitan, lideran → se atreven a hacer, a experimentar y a seguir sus instintos. No siguen modas, las crean.

♥ Por ello, las marcas osadas son seguidas → no sólo por sus clientes y admiradores, también por la competencia y los imitadores.

¿Y cuáles dirías que son las características de las marcas osadas?

1/ Conocen sus superpoderes. Confían en sí mismas y en lo que son capaces de dar. Saben dónde residen sus fortalezas.

2/ No tienen miedo de imaginar.  Son visionarias y donde los demás sólo ven peros ellas ven “¿y si…?”.

3/ Son transparentes. No les asusta compartir su visión y sus proyectos.

4/ Aspiran a mejorar el mundo. Son idealistas.

5/ Siempre pasan a la acción. Saben que el futuro es de quienes dan un paso al frente y actúan.

6/ Les mueve la pasión. Pelean por lo que sueñan con fuerza y convicción.

7/ Son humanas. Conocen sus debilidades, saben que se equivocarán y están preparadas para rectificar.

8/ Aspirar a ser mejores. Por ello innovan y no les asusta cambiar y evolucionar cuando es necesario.

9/ Sus palabras son tan osadas como sus hechos.  Usan un estilo de comunicación acorde con sus promesas y con su estilo.

10/ No se dejan deslumbrar por modas.  Saben lo que quieren contar y usan las herramientas que les conviene para ello en cada momento.

Antes de proseguir quiero hacerte una ADVERTENCIA: Hay quienes confunden la comunicación osada con temeridad, triples saltos mortales y rizar el rizo. Por ello, muchas marcas se niegan la opción de ser atrevidas porque lo identifican con gestos extravagantes.

¿Te pasa a ti?

Si es así, debes saber que tu marca puede ser osada sin grandes aspavientos.

Que se lo pregunten a los chicos de Donoso Carnicerías, en Badajoz. Osados porque sus tiendas están diseñadas con una estética alejada de las típicas carnicerías; porque han optado por no tener web, ni falta que les hace; porque venden excelencia y es lo que ofrecen.  De muestra, un botón: el comentario de una clienta después de su primera visita a la tienda.

 

donoso_carniceria

Entusiasmar a un cliente que llega por prescripción de otro, tratándose de una carnicería… es fruto de quienes osaron imaginar que otra forma de vender carne es posible. Y lo están consiguiendo.

¿Cómo podrías hacerlo tú?

  • Ten una propuesta de marca real. No vendas humo ni intentes parecer lo que no eres. Aférrate en cambio a quien eres. Si tienes problema para identificar tu valor diferenciar, te recomiendo que hagas tu DAFO Comunicacional.
  • Piensa en cómo generar una experiencia distinta en tus clientes. A través del producto, del packaging, de la atención, la comunicación corporativa…todo suma.
  • Puedes ofrecer lo de siempre pero de una manera diferente. Intenta “despertar” tu marca, pensando qué puede ser ese cambio que marque diferencias y te posicione donde tú quieres.
  • Sé consistente y mantén la promesa que hagas a tus clientes en todos los niveles de comunicación con ellos. De nada sirve tener un producto exquisito si la atención al cliente no es satisfactoria o los plazos de entrega no se cumplen. Insisto…todo suma.
  • Y, por último, pero no por ello menos importante, escucha a tus clientes y dialoga con ellos. Facilítales canales para interactuar contigo y dales respuestas en el tono personal e intransferible de tu marca.

Con este post cerramos la serie que configura una mini guía para ayudarte a diferenciar tu marca. Son años de experiencia y conocimientos condensados en tan sólo cinco entregas que me ha hecho mucha ilusión compartir contigo y que me consta está dando ya buenos resultados a quienes los están siguiendo.

Ahora te toca a ti. Da un paso al frente. Atrévete. Osa a ser diferente. Aquí tienes la metodología sólo falta tu determinación para aplicarla.

Deja un comentario

¿NECESITAS MÁS VISIBILIDAD PARA TU PYME?

Echa el ANCLA en este puerto y entra en el exclusivo club de las #PORTOMARCAS

 

Nunca más perderás el rumbo en tu camino hacia el ÉXITO
 
 

Entra tu nombre y correo electrónico y recibirás tu pdf gratis para dominar el arte de las convocatorias en un periquete